Archive for agosto 2nd, 2013

Viaje a Japon: Introduccion y hoteles…

Ya estamos de vuelta de nuestra gran aventura por el país del sol naciente… Japón!!! Ha sido una experiencia increíble, hemos salido encantados y como en muchas ocasiones nos han comentado, Japón engancha, por su cultura, por sus rarezas y sus curiosidades, aun así… quédense tranquilos, no se me pasaría por la cabeza vivir en un país como este!! Demasiado ajetreo!!

Creo que para hablar de este viaje, se me puede ir un poco de las manos, porque tenemos mucho para contar, ya que hemos intentado vivir todas las experiencias posibles en el poco tiempo que hemos tenido, apenas unos 8 dias para ser mas exactos.

Detallaré un poco como se realizo el primer planning del viaje, para que os hagáis una idea del organigrama que nos montamos. Nuestro viaje empezaba el día 20 de Julio desde Dublin, haciendo una escala de un día en Amsterdam, por lo que el día 21 retomábamos el vuelo hasta Osaka, llegando allí el día 22 y no volver a pensar en un avión hasta el día 30, siendo nuestra fecha de vuelta. Es decir, teníamos que hacer un buen encaje de bolillos, para intentar perdernos lo menos posible. Quedando todo, de una manera tal que así:

Viaje desde Dublin a Japon por Amsterdam

Planning de Viaje
20 de Julio – Dublin a Amsterdam. Noche en Amsterdam.
21 de Julio – Dia/Noche de vuelo. Amsterdam – Osaka
22 de Julio – Llegada a Osaka. Objetivo llegar a Kyoto
23 de Julio – Kyoto
24 de Julio – Kyoto, visita a Nara
25 de Julio – Desplazamiento a Tokyo y visita
26 de Julio – Tokyo
27 de Julio – Tokyo
28 de Julio – Tokyo
29 de Julio – Despedida de Tokyo y nos vamos a Osaka
30 de Julio – Viaje de retorno a Dublin

Como podéis ver, el tiempo en Japón se podría decir que fue cortito, 3 días en Kyoto (gastando parte de un día visitando Nara), 4 días en Tokyo y 1 día en Osaka. Aun así, hemos salido muy contentos del viaje, lo hemos exprimido al máximo, siendo nuestros pies buenos testigos de ellos!! Fijo que si nos quedamos mas tiempo, pues se podría haber visitado todo más tranquilo o bien podríamos haber profundizado un poco más en ciertos parajes como Hiroshima, alguna noche perdida en una estancia/templo/castillo japonés o algo ya mas sibarita, como haberse quedado durante unos días en alguna de sus islas, tumbado a la bartola, disfrutando de sus maravillosas playas. Aun así, ya os digo, que no nos quejamos!!!

A rasgos generales y como post introductorio de este viaje, hemos podido cumplir varios de nuestros objetivos:

– Dormir en un Ryokan. Web: Nagomi-kyoto

Nagomi Ryokan kyoto
Esto fue en nuestra estancia en Kyoto. Los ryokanes son hoteles al estilo tradicional japonés, suelo de tatami, futon (colchoncito) para dormir en el suelo y paredes prácticamente de papel. En los ryokanes se respira tradición, antigüedad y calidez. Nos encantó dicha experiencia y dormimos como reyes. Ademas el personal del hotel fue en todo muy amable y detallista y sobre todo hablaban perfectamente Inglés, que aunque parezca mentira, es algo muy extraño por esas tierras. El nivel de inglés es mucho peor que en España!! Ya os contaremos, pero fue aquí en donde pudimos hacer la ceremonia del té.

– Dormir en un Hotel Cápsula. Web: B&S Eco-Cube Shinsaibashi

Eco-Cube Shinsaibashi
Bueno dormir, dormir… no mucho, ya que fue nuestra última noche en Japón, y estábamos más preocupados en no quedarnos dormidos y no perder el vuelo que en otra cosa, pero aun así, la experiencia fue genial. Un hotel cápsula como podeís ver por las fotos es como si fuera dormir en el nicho de un cementerio, tu “cubículo” es de un tamaño justo donde te da para acosarte (mis pies tocaban la persianita de papel y no es que sea muy alto) y estar sentado, aun así super completo: radio, televisión, despertador, aire acondicionado, wifi, y como no, ultra limpio, siguiendo las lineas generales de Japón. Otra anécdota que tienen estos hoteles es que por norma general son solo para hombres. Por lo que tuvimos que buscar un hotel cápsula donde pudiéramos alojarnos ambos. En el hotel que elegimos había una planta sólo para mujeres donde accedían mediante una tarjeta para entrar en su zona y luego el resto de las plantas, solo para hombres. Yo tuve que lidiar con los ronquidos de mis compañeros de planta, aun así… espectacular y totalmente recomendable.

– Probar un Onsen. Web: Utsukushii Onsen

onsen tokyo Utsukushii

Un Onsen no es más que unos baños públicos para poder ducharse, antiguamente las casas de Japón eran tan pequeñas (siguen siéndolo) que el baño lo omitían, y entonces se estiló tener baños públicos donde la gente se lavaba. Los osen son peculiares por el tema que no aceptan personas con tatuajes, y en nuestro primer intento, al confesar que Vicki tiene una media luna en la cadera, nos dijeron que muchas gracias por nuestra honestidad pero que no podíamos entrar, que estaba prohibido, que es un símbolo de los Yakuza (la mafia japonesa) y que esto provocaba el temor entre los niños. Por lo que en el segundo onsen que probamos, nos quedamos calladitos y se uso una gran tirita para tapar el tatuaje y listo, sin problema. Los onsen vuelven a estar divididos en zona de hombres y mujeres y el acceso a ellos, es totalmente en pelotas! En el osen que fuimos al ser de barrio, y ser un día entre semana, no nos encontramos con ningún occidental. En el onsen se respiraba tranquilidad y la verdad que fue una experiencia más que agradable y al dejarlo para nuestro último día en Tokyo, nos sirvió para disfrutar de un buen momento de relajación y de paz interior. Muchos tendreis la duda que si la fama de  “picha corta” es verdad… pues que quieres que os diga… pero si que es cierto xDD

– Love Hotel. Web: HOTEL Beat WAVE

HOTEL Beat WAVE, love hotel Japon
O lo que en su traducción viene a decir, los hoteles del amor. Suena a chiste, pero estos son unos hoteles para parejitas, amantes o rolletes de una noche. Supongo que aqui nos volvemos a topar con la excusa de que como las casas son pequeñas para tener algo de initimidad, pues se inventaron esto. Este hotel lo probamos en Tokyo tras darnos unos de nuestros largos pateos. Además, ese día empezó a caer un chaparrón que ayudó bastante para motivarnos aún más para entrar. Dichos hoteles tienen un acceso a su hall donde en una pantalla puedes comprobar como son el interior de las habitaciones, tu la seleccionas y luego la alquilas por las horas que quieras. Eso si, estos hoteles no le falta ningún tipo de detalle: Pantalla gigante, Karaoke, PlayStation, cama king size, baño gigante con jacuzzi y un sin fin de servicios a la carta para que se te haga mas amena la estancia. Otra cosa peculiar, que la puerta no se te abre, hasta que no pasa el tiempo contratado o que se yo, la verdad que no nos aclaramos y tuvimos que llamar a la recepción jejejeje

A grandes rasgos estos fueron de las cosas que nos dijimos que teníamos que probar. Aunque ya iremos detallando en más posts, lo que fuimos haciendo cada día y que es lo que fuimos viendo. Porque sino se puede hacer demasiado larga y aburrida la entrada para nuestros lectores!!

Solo terminar diciendo que nos hemos ido de Japon, dejándonos tres cosas pendientes:
Ver el Monte Fuji. Algo que ya nos habían avisado que era muy probable, debido a la humedad que existe, siempre hay un bochorno y una calima, que a veces cuesta ver a tres calles. Por lo que el monte Fuji fue imposible.

Ver a una Geisha o una Maiko. En el barrio de Gion en Kyoto es muy típico verlas, pero no tuvimos esa fortuna. Achacamos que con el calor que se estaba soportando, quien se iba a poner la cara de blanco y a aguantar toda esa parafernalia jejeje

Sentir un terremoto. Tanto decir que es una zona donde hay terremotos a diarios, y nosotros no sentimos ninguno!! Que no decimos que no los hubiera, pero para nosotros pasó desapercibido totalmente.

Bueno para rematar la historia os comentaremos, que en estas fechas el calor es bastante alto, pero soportable, no es que llegemos a temperaturas de unos 40grados como en Córdoba, pero el problema es la humedad que os hemos comentado, era salir desde temprano y ya estar chorreando, por suerte en Tokyo se mejoro. Aun así, no nos libramos de que nos callera algun que otro chaparron.

Respecto a los precios de los hoteles, pues personalmente me han parecido mas baratos de lo que me pensaba, la noche en Amsterdam nos costo tanto o mas que las 4 noches en Tokyo, para que os hagais una idea. Y eso si, todos los hoteles y en todos los sitios, la limpieza era extrema!

Bueno, no os aburrimos mas y ya seguiremos en otro momento!!! Que hay mucho que contar!!! 😛